17 - 07 - 2020

«ME CAUSA UNA PROFUNDA TRISTEZA QUE ESTEMOS EN ESTE PUNTO»


No se siente atraído por la militancia política. Nunca ha participado directamente en organizaciones o federaciones de este signo, ni dentro de la universidad, ni fuera de ella. Sin embargo, en 2014, en una ocasión, asistió en compañía de algunos amigos a una marcha convocada por la oposición venezolana. A esto se reduce su experiencia en este tipo de actividades.

El martes 4 de abril, luego de presentar su último parcial, asiste a la universidad a recibir su calificación. El profesor no asiste a informarlas personalmente como lo había prometido sino que lo hace a través de un servicio de mensajería digital. Frank reprueba el examen y se entera que la reparación es al día siguiente. Las revisiones de la nota que acaba de recibir se harán luego de esto. Contrariado, decide ir a visitar a un compañero en La Florida acompañado de su amigo Simón. Ya es mediodía.

En su espalda lleva un morral con una libreta, un teléfono, una billetera con todos sus documentos, una cartuchera, un envase con su almuerzo y un bien muy preciado para cualquier estudiante de ingeniería: su calculadora. Los jóvenes se dirigen al metro y, al encontrarlo cerrado, Frank recuerda que ese día la oposición ha convocado una marcha aunque no sabe muy bien el destino o el propósito.

Deciden caminar. Atraviesan el Boulevard de Sabana Grande y se encuentran con una feria de venta de libros. Piensa que sería bueno regalarle a su hermana uno por su cumpleaños y se detiene a comprarlo: “Como le gusta leer, me dije, vamos a aprovechar”. Luego de pagar, oye un alboroto, gente corriendo y resuelve, junto a su amigo, acercarse a ver qué sucede.

Se asoman por una transversal y logran avistar los enfrentamientos entre la policía y algunos muchachos lanzando piedras. El ambiente está caliente y antes de que puedan reaccionar una bomba lacrimógena cae a pocos metros de donde se encuentran. Corren hasta ponerse a salvo, con los ojos llorosos y la nariz ardiendo. Mientras están recuperándose, llegan unos policías. Uno de ellos dispara al aire. Los manifestantes logran someter a uno de los funcionarios. Inmediatamente llegan varias unidades de la brigada motorizada de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Frank y su amigo deciden correr hasta la avenida Casanova. Se detienen y junto a ellos lo hacen dos motos. —Mira tú el de verde, yo te vi por allá arriba “guarimbeando” —le dice uno de los parrilleros mientras lo jalonea por la franela.

Textos: carmen Alicia Mendoza/Ilustraciones: Robert Dugarte